Gastronomía en Girona

Bar Sant Narcís

Hoy os traemos algunas recomendaciones para hacer una cata de la gastronomía de Girona:

Si queréis probar platos gustosos y hechos con mucho amor, no puede faltar una visita a Can Serrallonga, en Salt. Desde albóndigas con guisantes y sepia hasta hamburguesas o frankfurts innovadores. En la carta también tienen las típicas patatas de Olot (rellenas de carne) y las no tan típicas (rellenas de queso) y también son buenísimas.

Más cerca de casa, en la Plaça de l’Assumpció, encontramos el Bar Sant Narcís, ideal para hacer un encuentro en la terraza y picar unas tapas bien buenas como bravas, calamares, croquetas… mientras disfrutáis del buen ambiente de la plaza de nuestro barrio. ¡Ah! No os olvidéis de pedir, aquí también, las patatas de Olot.

Como quizás ya sabréis, el xuixo ​​tiene una historia muy curiosa relacionada con la leyenda de Tarlà. Os lo contábamos aquí. Pues bien, si venís a Girona no puede faltar una visita a alguna de las pastelerías de la ciudad donde podréis encontrar este dulce crujiente y relleno de crema. Es típico, por ejemplo, el chucho de Castelló, podéis encontrarlo en panaderías y pastelerías, uno que nos encanta y de muy buen tamaño es el de la panadería Oriell en la calle Santa Clara, junto al puente de piedra.

Por último, y ahora que viene el buen tiempo, os recomendamos los súper helados de Rocambolesc, proyecto de los hermanos Roca. Los encontraréis muy variados, crujientes, originales, bien coloridos y, por supuesto, ¡buenísimos!

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *