El pasado jueves nos entrevistó la web Pam a Pam, una web que recomendamos mucho para inspiraros en cambiar los hábitos de la vida de hoy en dia.

En Can Cocollona intentamos divulgar un turismo lo más responsable posible, el cual implica un compromiso con el entorno. A veces son los mismos viajeros los que nos enseñan y inspirat a serlo.

El turismo responsable se basa en el respeto con la gente loca, su cultura y el medio ambiente. Además, tiene en cuenta la actividad turística, es decir, busca que tanto los visitantes como la comunidad local y el entorno natural, queden satisfechos después de la actividad, por lo tanto, que nadie salga perjudicado.

En casa fomentamos la solidaritat realizando actividades con finalidad benéfica, fomentamos el intercambio para no generar residuos y disminuir así el consumismo y sobretodo fomentar el comercio local.
Intentamos hacer todo lo que esté en nuestra mano para generar el mínimo impacto posible.

El concepto de alojamiento compartido, ya es por si solo un alojamiento mucho más sostenible que otros, ya que necesita menos recursos de espacios y energía.

En casa obviamente reciclamos, hoy en día es lo mínimo más mínimo que podemos hacer para el planeta, pero es importante ayudar a los huéspedes a aprender cómo se recicla aquí, porque cada país lo hace de una manera diferente.

El café que hacemos servir para el desayuno – y que no falta nunca en casa – lo hacemos con la máquina italiana, que no genera ningún residuo más allá del marrón del café, residuo orgánico que tiramos a las plantas del patio para porque les va muy bien como nutriente.

Los huéspedes se pueden hacer su zumo de naranja con un exprimidor que prensa las naranjas y no se requiere electricidad para su uso.
El bizcocho y las magdalenas las hacemos en casa para ahorrar residuos, como el plástico con el cual vienen siempre envueltos.

No planchamos, si, las sábanas no quedan tan bonitas, pero cuidar el planeta es nuestra responsabilidad, también tendemos la ropa al sol.
No tenemos impresora, cada vez es menos la gente que nos lo pide, pero aún los hay, y les contestamos que somos “Papel Free”.

Todas nuestras luces van con sensor de movimiento y crepuscular, se encienden cuando hay una falta de luz y detectan movimiento.
Los clientes pueden rellenar sus botellas de agua sin costo en nuestro grifo, para que no compren botellas de plástico, y de esta manera así reducir su consumo.