Hoy en día se habla mucho y se ha puesto muy de moda el hecho de viajar compartiendo alojamiento pero, ¿sabemos realmente lo que esto significa?

Cuando viajamos con esta modalidad, es muy fácil y muy común conocer a gente de muchos otros puntos del mundo, de diferentes nacionalidades y de diferentes edades. Esto te proporciona la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos, así como convivir entre diferentes ideas y culturas.

Cuando nos hospedamos en un alojamiento donde las habitaciones son compartidas hay más gente en la misma habitación y es genial y muy divertido pero también tenemos que respetar ciertos hechos y ciertas maneras de actuar a fin de no molestar a nuestros compañeros de habitación y del alojamiento en general.

El no producir un exceso de ruido que pueda molestar al resto, el no mantener las luces encendidas a ciertas horas, el tono en el que hablamos, el mantener limpias las zonas comunes que utilizamos, las entradas y salidas del alojamiento y respetar el descanso de todos es algo básico.

Tener en mente estas reglas sencillas durante nuestro viaje hará que nuestra experiencia y la de los demás sea genial y el resto serán aventuras y muy buenos momentos para recordar.