Es una típica casa independiente en el tradicional barrio gerundense de Sant Narcís, también patrón de la ciudad. Toda ella pintada de blanco y de construcción tradicional del barrio bajo el concepto ciudad jardín.

La casa consta de 160 m2 distribuidos en 2 plantas, la primera planta están las zonas comunes, el comedor – sala de estar, la cocina, un baño, el patio con el garaje de bicicletas. Así como la área de vivienda de Can Cocollona.

El patio

El Patio de Can Cocollona, alojamiento en Girona, slow travel

El patio es ideal para compartir, relajarse, leer, disfrutar de la compañía de otros viajeros o simplemente estirarse en la hamaca.

Es el mayor punto de encuentro de la casa. Aquí, la mayor parte del tiempo, es donde nos juntamos y nos contamos cómo ha ido el día, qué planes tenemos, intercambiamos experiencias de otros viajes y organizamos actividades conjuntamente, comidas, barbacoas, juegos de mesa… Al mismo tiempo uno puede relajarse tranquilamente, leer, escuchar música… mientras se balancea en la hamaca o se sienta en uno de los muebles reciclados, algunos hechos con puertas de armario de la misma casa o ruedas de neumático que ahora son puffs u otros elementos decorativos como macetas.

EL COMEDOR – SALA DE ESTAR

El comedor y sala de estar es el corazón de Can Cocollona, donde recibimos a nuestros huéspedes por primera vez y al mismo tiempo servimos el desayuno cada mañana con mucho mimo. Este también es un espacio de trabajo, de inspiración para aquellos que sean Nómadas digitales y necesiten trabajar durante un tiempo en su estancia en Can Cocollona. También es un punto de encuentro entre los viajeros, donde se comparten experiencias de otros viajes, intercambio de opiniones y/o comidas que uno mismo quiera hacer en la casa.

En este comedor podréis ver muebles reciclados, el buffet central donde servimos el desayuno era una puerta de un antiguo armario que había en la casa, tanto el armario / vitrina como la mesa central y las sillas antiguas de estilo clásico, los pintamos de color blanco dándole un efecto de desgastado y las sillas las tapizamos nosotras mismas, un claro ejemplo de DIY (do it yourself).